martes, 14 de octubre de 2008

Damas Verdes





Casi invisibles y camufladas por unas largas túnicas verdes, se esconden unas bellas hadas dispuestas a divertirse a costa de los humanos. Conocidas como las Damas Verdes, viven estos seres felices entre los bosques y prados del Este de Francia.
Su característica más definida es su extremada belleza, pero más que una virtud es un calvario para el mortal que cae en sus garras. Altas, rubias, aladas, hermosas y adornadas con joyas, saben cómo explotar al máximo su belleza para atraer a los hombres. A modo de juego les gusta enamorarlos y hacerlos sufrir terriblemente. Son etéreas, ligeras, casi invisibles, lo que resalta aún más su misterio y atractivo.
Como su moral es distinta de la de los hombres, no ven maldad en extraviar a los viajeros por los bosques, burlarse de los jóvenes o colgarlos de los árboles por los pelos. A diferencia de otras hadas no se muestran generosas con los mortales y, si en alguna ocasión ayudan a un hombre, es simpre a cambio de un favor.
Y aunque uno piense que más vale alejarse de ellas, se las ve tan hermosas, tan lindas, tan dulces, que uno cree que no se les ocurrirá hacerte daño, y además, ¿quién se resiste a los encantos de estos seres, con lo fáciles de engañar que son los hombres?



Estas hadas personifican a las fuerzas naturales de la tierra. Se han ido volviendo cada vez más etéreas, a causa precisamente de su continua asociación con el viento.
Viven en bosques, prados o incluso zonas desérticas, morando en palacios de cristal, hielo o coral, sin embargo son pocas las referencias de haber sido vistas fuera o alejadas de los bosques profundos.
Poseen una belleza sublime, y van ataviadas de color verde. Si antaño fueron burlonas e incluso mortales para el ser humano, más adelante aprendieron a convivir con él, llegando incluso a ayudarle con sus tareas domésticas.
Suelen ser bastante esquivas, y básicamente son solitarias. La dama verde de caerphilly : Toma la forma de la hiedra cuando no anda por los castillos en ruinas.
Si lo desea, puede dejarse ver, pero por lo general solo se percibirá su rostro, rodeado de las verdes hojas de la enredadera o la hiedra que la alberga y oculta.


3 comentarios:

buy generic cialis dijo...

Tengo una amiga que le encantan este tipo de Damas Verdes o hadas, ella tienen un tatuaje en la parte baja de la espalda , el cual es igual a la primera imagen del post.
Excellente la informacion, me encanta la mitologia!22dd

pharmacy dijo...

Las hadas no existen son sólo producto de nuestra imaginación después de todo.

Emilia Moreno dijo...

Hay personas que creen en los echos inexplicables. Y aunque sea cierto lo que dices, siempre va bien imaginar cosas bonitas.